Zanetti: An Intimate Bandoneón Tour

Feb 2, 2018

Corazón Tanguero, Recorded Live Sat. 2/3, 4:15 p: Just like wine, tango can refresh as well as age, it dies and is reborn with each new generation adding its distinctive flavor.  Rodolfo Zanetti brings forth both the new and the old from every corner of his bandoneón: the ancestral from his Mendocino  homelands to the refreshing morning chill of the Andean highlands.

Zanetti is a prominent member of the new generation of tango musicians capable of transporting us through the intimate sweet nostalgia to the rage and anguish of Argentinian life today.  His bandoneón cries out, breaths deeply or whispers expressing the iconic sounds of the tango's many feelings and moods.

In this interview, Corazón Tanguero´s hostess Cristina Baccin speaks with Rodolfo Zanetti, winner of the "Che Bandoneón" 2017 award, musical director of the operetta, "Maria de Buenos Aires" by Astor Piazzola and currently a member of the Pedro Giraudo Tango Quartet.  He has also played with the Panamerican Symphony Orchestra at the Kennedy Center for the Performing Arts and the Lisner Auditorium in Washington DC as well as at the Lincoln Center in New York City.  He will be among the featured musicians joining us in March for the A-B-Q Tango Fest (March 15-18, 2018).  Join us today on Corazón Tanguero to meet Rodolfo Zanetti.

________________________________________

ZANETTI: Una vuelta por el bandoneón íntimo (por Cristina Baccin)

Sábado, 3 de febrero, 16:15: Como el vino, el tango se refresca y añeja, muere un poco y renace con cada nueva siembra y en cada nueva generación. Rodolfo Zanetti trae ambos aires en clave de tango en cada costado de su bandoneón: el ancestral de las tierras mendocinas y la frescura del helado amanecer en la cordillera de los Andes.

Por ahínco en monopolizar el poder de autoridad musical, los aires porteños y sus porteros suelen ser quienes dejan entrar o salir por sus puertos a quienes veneren sus críticos o de lo contrario, su silencio o su vituperación los condena al vacío de los escenarios. Provenir de una de las tierras del “interior” de Argentina, suele ser un estigma que los porteños no logran superar: las tierras profundas, quizás por enigmáticas o por inasibles, despiertan en los “stakeholders” de Buenos Aires fuertes animosidades hacia los inmigrantes interiores y como modelo de comportamiento, no les reconocen su existencia si no pasan por la zaranda porteña.

Así, quienes eligen ignorar el colador del puerto de los Malos Ayres, logran saltar un peldaño que podría costarles la vida artística o una caída al vacío desde una escalera invisible. Rodolfo Zanetti (nacido en Mendoza) optó por cruzar el puente –ignorando el puerto rioplatense- y volar a otra “base de operaciones” cuya vertiginosidad despierta o arrastra: Nueva York.

Zanetti, uno de los miembros más prominentes de la nueva generación de músicos del tango, es capaz de transportar en su bandoneón la intimidad de la dulce nostalgia así como la rabia angustiante del tango como si fuera su voz: grita, suspira o susurra a través de los fuelles de este instrumento, ícono del tango y ancla de su identidad.

Comenzó a tocar el bandoneón en su temprana infancia con los maestros Jorge Puebla y Alberto Hilario Iribarne quienes creyeron en su talento y –a la vieja usanza- le enseñaron por amor al arte. Quizás inspirado por el pensamiento borgiano que Zanetti transpira en su conversación, traspasó su carrera en leyes -que le hubiera permitido continuar en la comodidad de la certidumbre burocrática- y se lanzó a la vorágine de crear y recrear un sentimiento tan profundo como el que expresa el tango a través de su bandoneón. Cuando lo toca puede exhalar la oscuridad y la ternura, la cruda tragedia así como la sanguínea voracidad de la pasión argentina.

Hoy, en Corazón Tanguero conversamos con Rodolfo Zanetti, Ganador del 1er Premio del Concurso “Che Bandoneón”, 2017 (Stowe Tango Music Festival), director musical de  la operetta “María de Buenos Aires” de Astor Piazzolla (Mendoza), miembro de la Orquesta Mancifesta, Tango&Punto, El Despunte Tango Club y actualmente en el Pedro Giraudo Tango Quartet, entre otras formaciones musicales. Ha tocado con la Panamerican Symphony Orchestra en el Kennedy Center for the Performing Arts, en el Lincoln Center, y en el Lisner Auditorium de George Washington University.

El bandoneonista estará en Albuquerque invitado por el A-B-Q Tango Fest (15 al 18 de marzo), un festival que presentará orquestas de tango en vivo ejecutada por más de 50 músicos provenientes de Estados Unidos y de diversos países tales como Argentina, Japón, Rusia, The Netherlands, Italia, Canadá a través de varios grupos musicales: Quarteto Puentes (San Francisco), TangoNero (San Francisco), Qtango Quartet (Albuquerque NM), Tango Llaneros Sexteto (Lubbock), ABQ Fest Orquesta Grandissimo y Orquesta Tutti.

Copyright © 2018 Cristina Baccin